El Gobierno de Venezuela se ve obligado a cobrar la gasolina y aumentan las colas en todo el país

En medio de la situación económica actual, el Gobierno de Venezuela se ve obligado a cobrar la gasolina para mantener su producción y distribución en funcionamiento. Desafortunadamente, esta medida ha generado un aumento en las colas en todo el país, ya que muchos ciudadanos se ven en la necesidad de esperar largas horas para abastecerse de combustible. En momentos como este, es fundamental contar con trámites online ágiles y eficientes que ayuden a minimizar el impacto en la vida diaria de los ciudadanos.

Debido a la crisis económica que vive el país, la corrupción del sector petrolero, las sanciones internacionales e instalaciones obsoletas, ha llevado que el suministro de gasolina en Venezuela se ha vea afectado, llevando a que el gobierno venezolano quite el subsidio a la gasolina.

Como sabemos Venezuela es uno de los países más ricos en petróleo, hace unos años podías llenar el tanque de tu carro con solo cuatro bolívares, ahora después de la crisis y escasez de petróleo, se necesitas más de cinco mil bolívares para comprar apenas un litro de gasolina. Estos cambios en el costo de combustible reflejan las distorsiones irracionales en la economía aislada y mal administrada del país, que han convertido a Venezuela de la nación más rica de América Latina a la más pobre, en tan solo una década.

Venezuela ha registrado la peor caída de producción de petróleo en el mundo. El país cuenta con las refinerías más grandes de América Latina, pero debido a las sanciones que el gobierno estadounidense a impuesto al país, ha hecho que industria petrolera se debilitara mucho. Las sanciones consisten en bloquear todas las propiedades y activos de la compañía Petróleos de Venezuela, que están bajo jurisdicción estadounidense y prohibir las transacciones de individuos estadounidenses con esta compañía, provocando un colapso en el sistema.

Hoy en día, Venezuela no puede producir la suficiente gasolina ni para su consumo interno, por lo que se ha visto en la necesidad de pedir ayuda a Irán, uno de sus aliados, quien los ha apoyado vendiéndoles gasolina. A partir de esta situación Nicolás Maduro a decido que la mejor decisión es empezar a cobrar la gasolina. Este es un gran cambio en el sistema político de Maduro, que utilizaba la gasolina gratis para recompensar a militares y favorecer a ejecutivos de varios negocios, con la condición de que mantuvieran su lealtad durante la crisis económica que a perjudicado a Venezuela por muchos años.

Los venezolanos se encuentran luchando con una escasez de combustible sin precedentes, que ha obligado a las personas tener que caminar kilómetros para ir a trabajar, que tengan que hacer filas enormes durante toda la noche para poder alcanzar gasolina e incluso ha afectado a lo camiones de comida, impidiendo que puedan surtir a las tiendas locales. Debido a la frustración en la que se encuentran los venezolanos prefieren recurrir a los mercados negros que, en algunos casos, están dirigidos por los mismos militares, los cuales son los encargados de controlan toda la distribución de combustible, lo que permite que puedan desviar la gasolina fácilmente.

Esta crisis económica ataca a Venezuela en el peor momento, cuando se encuentra muy vulnerable a consecuencia de la pandemia del COVID-19, que ha traído una escasez masiva de alimentos y necesidades básicos, incluidos los suministros médicos. La emigración masiva de médicos venezolanos también ha provocado una escasez crónica de personal en los hospitales. Desde el comienzo de la cuarentena, gran parte de las gasolinas están cerradas y el resto fue militarizada, por lo que el gobierno ha puesto un racionamiento estricto en donde solo pueden surtir gasolina el personal médico y militar, empresas de transporte de alimentos o personas que porten un salvoconducto oficial.

Maduro busca enfrentar esta crisis reestructurando la infraestructura petrolera, para lo que pidió ayuda Irán, quien se ha encargado de mandar especialistas al país para reactivar las refinerías. El régimen chavista subvencionó el combustible durante años, pero debida a la desastrosa gestión económica del gobierno de Maduro ha provocado que el sistema colapse, haciendo que ahora los venezolanos sean los que tienen que pagar. Venezuela tiene todo el potencial para convertirse en una potencia petrolera y con ayuda de Irán, Venezuela podrá lograrlo. Irán conoce toda la tecnología estadounidense capaz de sacar a Venezuela del hoyo en que se encuentra, además el exceso de oferta de petróleo y combustibles que ha generado la pandemia podría ser una oportunidad para Maduro para abastecerse, comprando gasolina a precios bajos.

Aun cuando el precio de la gasolina en Venezuela es el más barato en el mundo, aun es un monto casi imposible de pagar para gran parte del país en el que más de la mitad vive en pobreza, es necesario que la gasolina siga siendo subsidiada.



¿No encontraste lo que buscabas? ¿Tienes alguna duda? Consulta nuestra base de datos de más de 100.000 consultas.

En Renovar Papeles hemos resuelto más de 100.000 consultas de trámites en línea con nuestros lectores y editores con conocimientos en extranjería y trámites online para servicios en línea en más de 10 países de habla hispana. ¿Tienes alguna duda?

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *