Gastos de Locomocion

Los gastos de locomoción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) se refieren a los gastos que una persona realiza por desplazarse desde su lugar de residencia hasta su lugar de trabajo. Estos gastos pueden ser deducibles en la declaración de la renta, siempre y cuando cumplan con ciertos requisitos establecidos por la Agencia Tributaria.

Por otro lado, el importe deducible en concepto de gastos de locomoción está limitado a un máximo de 2.000 euros anuales. El cálculo de este límite se realiza multiplicando el número total de días trabajados en el año por el importe de 0,19 euros. Por ejemplo, si una persona trabaja 250 días al año, el importe máximo que podrá deducir en concepto de gastos de locomoción será de 475 euros (250 x 0,19).

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *